Esta colcha de patchwork de batik es un perfecto regalo de patchwork para  hombre. Elegí telas de batik de dibujos discretos, en colores naturales marrones y verdes, que se consideran colores “masculinos”. 

Colcha de patchwork para hombre de batiks en colores tierra y bosque patchwork improvidado -- Fibra CreativaEsta colcha de medidas sofà (plaid) se realiza fácilmente con un lote de fat quarters de batik o retales de batiks coordinados. Es una técnica de patchwork improvisado, divertida de realizar, con corte aleatorios. No hay patrón, pero a continuación explico cómo hacer la colcha.

Una colcha de patchwork para mi padre

Hace un par de años, regalé a mi padre una pequeña colcha de patchwork para dormir la siesta en el sofá, de colores muy vivos. Le gustó, pero la encontró un poco corta: se le quedaban los pies fuera (él mide 1,80cm). Así que decidí hacerle otro quilt más largo.

Esta vez, elegí telas de colores que combinan bien con el sofá de su casa, verde botella: estos batiks en colores inspirados en el bosque, verdes y marrones.

Colcha de patchwork para hombre de batiks en modo patchwork improvisado
“Chanson d’automne”, creación Fibra Creativa, 2011

Desde que descubrí el batik en Yojakarta (Java) hace 20 años, me han fascinado estas telas que se ven iguales por las 2 caras. En patchwork, los batiks tienen la inmensa ventaja de combinar muy bien; suelen tener dibujos que hacen más interesantes visualmente sin coger demasiado protagonismo.

Los tonos dominantes tierra y verde crean un estilo masculino.mientras el toque de naranja da alegría a la colcha.

Técnica de patchwork improvisado

Este es un patchwork sin patrón, en modo improvisado, lo que más me gusta hacer. Me inspiré de un quilt de arte mucho más complicado, que simplifiqué mucho para crear este diseño. Es muy útil contar con un muro de diseño para disponer las telas y comprobar el efecto antes de coser.

Este modelo se presta muy bien al uso de “fat quarters“. Aquí he usado fat quarters de batik en colores “natura”.

  • 6 fat quarters en tonos verdes de claro a oscuro
  • 3 fat quaters en tonos beis y marrones)
  • 2 fat quarters anaranjados para dar un acento más vivo.
Detalle del quilt de patchwork de batiks.
Batiks en tonos otoñales verde y marrón.

Cómo hacer esta colcha de patchwork

Hacer el top de patchwork en modo improvisado

  1. Cortar tiras de batiks, con regla y cúter, pero con líneas que no sean paralelas, variando los ángulos de corte.
  2. Disponer las tiras en el muro  de diseño y disponerlas de forma que quede el conjunto harmonioso. (A veces, hay que mover las piezas mucho).
  3. Coser las tiras entre sí en filas sin despistarse y planchar las costuras.

    “Chanson d’automne” en proyecto.
  4. Cortar cada fila horizontalmente en 2 o 3 secciones NO iguales, con líneas de corte paralelas como se ve en la imagen arriba.
  5. Reorganizar las nuevas files en el muro de diseño, dando la vuelta a algunas.
  6. Ajustar, añadir o sacar tiras si necesario para que el diseño quede bien.
  7. Coser las filas entre sí.
  8. Añadir los bordes. Aquí opté por bordes de estilo japonés, que no dan toda la vuelta al quilt, sino que sólo adornan la parte de arriba y abajo. Me gustan más que los bordes tradicionales y quedan bien con este diseño.

Acabar la colcha de batiks: trasera y bies

  1. Preparar la trasera. A mí me gusta que recuerde el top. Usé una tela de batik, y  aproveché las telas que me sobraban del top.

    Quilt back e batik.
    “Chanson d’automne” back, Fibra Creativa.
  2.  Preparar el sándwich y acolchar. Aquí, hice un acolchado a máquina en modo libre, con dibujos de hojas, castaña, bellotas, etc. que me parecía encajan con los colores de la naturaleza.
  3. Colocar el bies. Aquí el bies de los laterales está colocado de forma habitual, mientras el bies de arriba y abajo está vuelto por detrás para quedar invisible en el frente.

Como esta colcha es un regalo para mi padre, la llamé  “Chanson d’automne” (canto de otoño), por el poema de Jacques Prévert “Chanson des escargots qui vont à l’enterrement” que aprendí en el cole, y que mi padre enseñó a muchos de sus alumnos:

A l’enterrement d’une feuille morte
deux escargots s’en vont.
Ils ont la coquille noire
du crêpe autour des cornes
Ils s’en vont dans le noir,
Un très beau soir d’automne.

(Jacques Prévert)

A mi padre le gustó mucho su colcha, y a mi madre también porque queda perfectamente a juego con el sofà de casa.

Si buscas más ideas de regalos de patchwork para hombres:

 regalo de patchwork para hombre.

Este artículo originalmente publicado el 3/05/2011 ha sido actualizado el 22/02/2019.

0 comentarios en “Una colcha de patchwork para hombre de batik”

  1. Divino! No conocía el borde estilo japones, qué curioso, ni la opción del bies diferente en los laterales que en el resto. Enhorabuena!

    1. A mi me gustaron un seguida estos bordes asimétricos cuando les descubrí en un curso de Karen Cunagin. Además, van muy bien cuando necesitas alargar una pieza sin ensancharla 🙂 En cuanto al bies girado por detrás, quizá no sea recomenbacle para una colcha de uso intensivo, porque se puede desgastar más rápido que un bies clásico, pero va muy bien para acabar quilts de arte cuando no queremos que se vea el bies por delante. Cada cosa tiene su uso, supongo.
      Un abrazo,
      Fran