Este arrullo para bebé es fresco, alegro, moderno y ecológico — hecho con telas de algodón orgánico.

Lo que más me gusta del patchwork para bebé, es la libertad de usar colores vivos y estampados alegres, de dejar rienda suelta a la imaginación y al final entregar un bonito regalo personalizado.

Arrullo de patchwork
Un arrullo fresco y marino.

Otro proyecto de patwchok en la línea de colores vivos y diseños frescos y alegres, este arrullo que he diseñado para el bebé de una amiga, usando los preciosos estampados de la colección Marine de Dan Stiles, en algodón orgánico, que se prestan particularmente bien a quilts para niños.

¿Un arrullo para bebé o una colcha?

Después de dudar un poco, pensé que un arrullo para bebé es muy práctico. Y no hace falta que vaya tan a juego con la habitación, muy adecuado para regalar. Así que decidir hacer un  arrullo en lugar de una colcha.

El top, de hecho, no cambia. La diferencia reside en la trasera y el acabado: en lugar del clásico sándwich guata + trasera, este arrullo lleva rizo de algodón de color blanco.  Si te cuesta encontrar rizo de algodón por metro, se puede usar una toalla de baño grande.

Técnica Quilt as you go

Como me tenía que dar prisa (el bebé tenía unos meses ya) y que me había gustado la técnica del “quilt as you go” que probé con el huevo de Pascua de patchwork, la usé otra vez.

Es una técnica sencilla: se trata de ir cosiendo las tiras una tras otras, directamente sobre el rizo que sirve de trasera. La ventaja: una vez las tiras cosidas entre si, no hace falta acolchar, el acolchado ya se hizo al mismo tiempo que el pieceo. ¡Super rápido!

 

Arrullo de algodón orgánico y rizo.
Un regalo alegre para bebé.

Acabado del arrullo para bebé

En mis quilts, suelo coser el bies a máquina en el frente, y rematar a mano en el revés con puntada invisible, porque encuentro difícil que quede perfecto el remate del bies a máquina. (Hay quilters que lo consiguen, como todo supongo que es asunto de mucha práctica).

En este caso me pareció que coser a mano en el rizo no sería muy fácil, así que decidí rematar el bies a máquina. Lo había intentado una vez en otro proyecto y no me había convencido nada. Pero esta ve, probé coser el bies por delante, como lo hacemos habitualmente, ¡no por detrás! Ha quedado bien, si os interesa, os lo explicaré. Además, he cogido en la costura una de mis nuevas etiquetas “Fibra Creativa”, para un acabado profesional.

Funda para el chupete coordinda con el arrullo

Con los retales, hice una funda para el chupete a juego.

Funda para chupete.
Bolsita para chupete a juego.

A la mamá, el conjunto le ha gustado mucho. Al bebé, ¿quién sabe? Algún día quizá nos lo cuente. De momento, daba gusto verle tan mono cuando se durmió bien cubierto.

Al entregar este arrullo, recibí un pedido para 2 más, éstos con capucha integrada.

Otros artículos de patchwork para bebé

0 thoughts on “Un arrullo para bebé fresco, alegre y ecológico”

  1. genial la idea del arrullo . me encantaría saber como se coloca el bies a maquina. El miercoles comprare la tela de rizo y en nada me pongo a crear mi arullo. Te acabo de descubrir y tu blog me parece interesantisimo .
    Besos
    mari

    1. Hola Mari, gracias tu comentario, me alegro que te guste.

      Para colocar el biés a máquina, hay 2 técnicas. En cualquier caso, cortar la tela un pelín más ancha que de costumbre, por ej., para un doble biés, 5cm de ancho. Técnica 1: Coses el biés a maquina en la parte delantera como de costumbre. Lo giras por detrás (ayuda planchar la costura bien plana) y lo coges con alfilres (muchos). Con el top ARRIBA, haces una costura siguiendo la costura anterior del biés (como un stitch in the ditch), con mucho cuidado que detrás se coja bien el biés en la costura, sacando alfileres poco a poco. Técnica 2: Coses el biés el parte trasera. Lo giras por delante, y con el top arriba, coses sobre el biés, a 1mn el borde para cogerlo.

      A mi parecer, en quilts no da tan buenos resultados como acabar a mano en la parte trasera, y es difícil girar los ángulos a 90 grados! Pero como todo, supongo que es asunto de práctica! Con el arrullo, me fue muy bien, el rizo se presta bien y el diseño que creé no lleva ángulos, sólo una curba.

      Si hay más interés en esta técnica, prepararé una explicación detallada. ¡Suerte!