El acolchado libre a máquina a máquina da muchas posibilidades en un quilt, pero muchas quilters recelan de probarlo, por mideo a que no salga bién.

Es cierto que al inicio puede costar conseguir los resultados que queremos con este tipo de acolchado. Si no has probado nunca (o tu s uintentos hasta la fecha no han resultao como querías), en este post te explico algunos trucos sencillos para facilitar el inicio.

Acolchado  libre, truco 1: empieza con un proyecto pequeño

Mi primer consejo es, sobre todo, no haces lo que hice yo por allá al 2008. Tenía preparada para acolchar una colcha de cama de patchwork (medidas 150×200 cm) para mi hija mayor, con bloques nine-patch alternados con cuadrados blancos, y se me ocurrió acolchar estrellas de mar en aquellos cuadrados. Aún no sé cómo lo conseguí (más o menos). Eso sí, recuerdo que fue una pesadilla.

Mucho mejor escoger un proyecto de patcwhork de dimensiones razonables, hay muchas posibilidades:

Una pieza de medidas manejables es mucho más fácil de acolchar.

¿Porqué? Toda esta tela y guata amontonada alrededor de la máquina de coser, además del peso, dificulta mucho las cosas. Arrastra en la mesa, se queda enganchado en todos los ángulos de la máquina y de la mesa de trabajo, y produce “saltos” cuando de repente se libera. Un desastre.

Existen trucos para facilitar las cosas, equipar bien la mesa y la máquina de coser, accesorios para enrollar el quilt, evitar desniveles, etc. Cada quilter proficiente tiene sus técnicas preferidas. Pero la verdad es, la mejor manera de empezar es con una pieza pequeña, manejable. A partir de unos 30×40 cm está bien, hasta 40 x 60 cm aproximadamente es perfecto.

Acolchado libre, truco 2: escoge une tela que te facilite las cosas

En primer lugar, es más fácil acolchar una tela para patchwork. Parece obvio. Pero si algún día pruebas acolchar a maquina en libre una tela de composición o número de hilos distintos, verás la diferencia. (Me pasó con un estampado floral tan bonito que no me puede resistir, que luego me machacó la máquina).

En cuanto a diseño, todas las telas para patchwork se pueden acolchar, tanto las telas lisas como los estampados finos, estampados grandes, marmoleados, batiks, rayas, lo que apetezca. Pero algunas  complican las cosas y otras la facilitan.

Para prácticar el acolchado libre, una tela para patchwork con motivo floral grande es genial.

acolchadio de flores libre a máquina

Las telas lisas (y las semi-lisas, como marmoleados y estampados muy finos) son como un lienzo en blanco. Dan mucha libertad, pero hay que crear el dibujo desde cero. Si la tela ya lleva un diseño grande, facilita el acolchado: ya hay líneas que se pueden seguir, espacios que rellenar.

Acolchado libre, truco 3: escoge hilos que te faciliten la vida

Los problemas de tensión de hilos son frecuentes, molestos y hasta drámaticos cuando acolchamos en libre a máquina. Más que con otros tipos de costura o acolchado. Incluso se ven en quilts presentados a concursos problemas de tensión tremendos en la trasera.

El truco es user hilos de características, sobre todo grosor y composición, arriba y abajo.

Usa el mismo hilo en la canilla y arriba. Irá todo mucho mejor.

Usar el mismo hilo no siempre es ideal, por tema de color, pero tecnicamente, es lo que mejor funciona. Además, al usar hilo de mismo color, los pequeños problemas de tensión no se notan tanto.

Acolchado libre, truco 4: calienta motores

Decía mi profesora Mary Tabar que antes de empezar a acolchar en libre a máquina, ella prácticaba (en un sándwich de pruebas) durante 20 minutos para “calentarse” antes de empezar el trabajo verdadero.

Aunque pocas veces tengo paciencia para tanto, es cierto que unos minutos de práctica previa hacen una gran diferencia. Muchas personas piensan que es para comprobar la tensión del hilo, el largo de la puntada, etc. Cierto, pero no sólo. Sirve para adquirir un movimiento fluido.

Dibuja en papel o efectua un alcolchado de práctica unos minutos antes de empezar para calentar. Es como calentar la voz antes de cantar, o los músculos antes de correr. El acolchado sale mucho mejor.

Acolchado libre, truco 5: visualiza las líneas de acolchado

Antes de empezar a acolchar, mira con detenimiento a la composición de tela para decidir por dondes vas a ir con la puntada.

Acolchar en libre a máquina es como dibujar, excepto que se mueve la tela en lugar del lápiz.

Si dibujas los trazados y las líneas con lápiz en un papel, a escala real, la mano coge el movimiento, el ojo tiene el camino claro, y cuando lo repites en la tela, sale más fluido.

fotos impresa sobre tela acolchado libre a máquina

A menudo, cuando me canso de acolchar un quilt, cambio de tarea, normalmente hago el remate y luego acabo el acolchado. Sé que en teoría hay que acolchar antes, por las arrugas, etc, pero si el acolchado de base està hecho, se puede rematar, el quilt ya no cambia de dimensiones. Me gusta cuando los bordes quedan bien limpios. Pero en este caso, no funciona, hay que acolchar el sándwich planos antes de coser el bolso!

Aquí està el panel acabado antes de coserlo. La tela negra es de lino, una textura que me gusta mucho, una resistencia adecuada para un bolso.

tote bag en proyecto panel
Tote bag en proyecto

Las fotos están invertidas, porque luego se dobla el panel, no es un error de montaje. Aunque hablando de errores… he cosido un bolsillo interior (siempre práctico), antes de hacer el quilt sándwich, para poder coserlo a máquina sin que se vea la costura en la cara externa… bien pensado, no? Excepto que cuando giré la foto que acababa de acolchar para ver como quedaba el revés, vi que mi bolillo había quedado… super bien acolchadito! Apenas cabría una aguja dentro! Que despitada…

Artículos relacionados:

 

0 thoughts on “Acolchado libre a máquina: 3 trucos sencillos para principiantes”

  1. Hola Claudia, pronto vamos a publicar un tutorial de acolchado libre a máquina.
    En cuanto al relleno de guata siliconada, normalmente en patchwork se usa guata de fibra natural o sintética, o mezcla, nunca he usado guata siliconada. Hay un riesgo que dificulte el acolchado libre, ya que todo lo que aunmenta el roce aumenta el riesgo que se rompa el hilo. ¿Para qué uso estás pensando?

  2. Gracias Marta, me alegro que te gusten. Si alguna vez quieres hacer trabajos con fotos impresas grandes, te las podemos imprimir y enviar desde aquí (España) hasta Argentina o cualquier otro país. Como no pesan mucho, las fotos impresas en tela se envían facílmente por carta certificada y el coste de envío internacional no sale muy caro.