Trasera de quilt de batik
"Osos cariñosos" visto de detrás

Los tops están a punto de acabarse, pronto tocará juntar las 3 capas que componen todo quilt: top, guata y trasera. Otro día hablaremos de los tipos de guata, hoy nos centramos en la tela trasera. Imagino algunas caras de incredulidad:  eso no tiene secreto, compro una tela trasera del ancho que toca, y apa, acabado !

Cierto, la trasera es a menudo la parte olvidada del quilt. Después de tanto trabajar el top, las ganas de acabar y las prisas nos llevan a decisiones… rápidas. Sin embargo, vale la pena dedicar algo de esfuerzos a la trasera, aunque sea para pensar en el tipo de tela. Y sobre todo, porque es visible, salvo en quilts de arte diseñados para colgar de una pared.

Trasera básica

Un apunte rápido para quienes empiezan: la trasera, llamada también back (literalmente espalda o parte de detrás en inglés) es la parte del quilt, que queda debajo en una colcha, o contra la pared en un quilt mural. Por lo tanto, se ve menos que la parte de encima… pero se ve! Los patrones de patchwork raramente dan indicaciones para la trasera, porque no le dan importancia.

Lo más habitual es escoger una tela de algodón para patchwork a juego con las telas del top. Si el quilt no mide más de 110cm de ancho, se podrá usar una sola pieza de cualquier tela para patchwork si tenemos lo largo suficiente. (El ancho estándar de las telas es 110-115 cm aproximadamente). Si el quilt es más ancho, hay que juntar piezas de la tela, o comprar tela de ancho especial para trasera. Es una opción cómoda, el inconveniente es que la elección de estilos y colores es mucho más limitada que en telas de ancho estándar.

Tamaño de la trasera: Cualquiera sea la opción elegida, siempre hacer la trasera más grande que el top. Contar entre 3 y 10cm más en cada lados del top, según el tamaño del top: cómo más grande el quilt, más tiene que desbordar las trasera para poder juntar las capas del sandwitch correctamente. Las quilters con experiencia en hacer el sandwitch puede apurar más las medidas, a los principiantes recomiendo 5cm extra en cada lado para un quilt del tamaño de Ranas saltadoras.

¿Qué tipo de tela?

Además de la opción habitual, escoger tela de algodón para patchwork, existen otras opciones que valen la pena considerar:

Franela de algodón: va muy bien para los quilts de bebé por su suavidad, y para colchas de invierno, porque es más calurosa que el tejido de algodón normal.

Sábanas: para las colchas de patchwork grandes, la tentación de usar sábanas es grande, ya que vienen muy anchas, lo que evita tener que juntar piezas. Sin embargo, hay que mirar con cuidado el tipo de sábana: tienen que ser de algodón 100% (no mezcla) y de un tejido no muy apretado. Es decir, descartar las sábanas de lujo con alta densidad de hilos, porque además de caras, serán muy difíciles de acolchar. Otro problema es que no siempre se puede encontrar el color a juego que convenga. No recomiendo usar una sábana para un quilt muy trabajado, pero para colchas de uso diario, las sábanas de Ikea son baratas, se acolchan bien a máquina y quedan decentes. He hecho un par de quilts así y visto opiniones similares de otros quiltmakers que las han probado.

Si el quilt es de seda o lana, sería lógico considerar estas opciones para la trasera también. Aunque estos materiales son más caros, tienen calidades indiscutibles que para ciertos usos son muy interesantes. También se puede usar “minky”, forro polar, rizo (como hago en mis arrullos para bebé), etc, según el uso de la pieza. En este caso, al ser ya grueso el material trasero, se elimina la capa de guata.

¿Liso o estampado?

Claramente, el estilo y color de la trasera tiene que complementar el top. Algo de contraste siempre es interesante, añade interés al quilt: en cuanto a color (escoger colores complementarios),  luminosidad (con un top muy oscuro, una trasera más clara o al revés) o diseño (top con mucho estampado con trasera lisa o de estampado discreto), etc.

Otro criterio importante: las telas lisas hacen resaltar el acolchado (de hecho, el acolchado se ve normalmente mucho más por detrás que por delante); las telas estampadas lo esconden. Una experta que realiza un acolchado sofisticado perfecto tiene interés en escoger una tela que ponga en valor la calidad del trabajo de acolchado. Un principiante que no está muy seguro de sí mismo, le irá mejor un estampado que esconda los posibles defectos.

Para art quilting, una artista como Lenore Crawford, por ejemplo, usa exclusivamente muselina blanca ordinaria para las traseras de sus quilts, diseñados para colgar de una pared.

¿Una tela o varias?

A mi me gustan las traseras bonitas, que aportan algo más al quilt; sobre todo si se trata de una colcha que va a quedar doblada sobre un sofá o una cama, una trasera trabajada puede realmente realzar la parte delantera. Así que a menudo uso las mismas telas que para el top, pero en proporciones distintas, y sin cansarme tanto, cosiendo piezas más grandes.

Si os parece lástima usar para la trasera unos estampados o batiks muy bonitos, contestaría de la misma manera que mi profesora Karen Cunagin: cuando acabo un quilt, acabo con estas telas. Raramente hago 2 cosas del mismo estilo. Las telas lisas o batiks neutros, puedo usar fácilmente en otros quilts. Pero las telas con mucho carácter,  diseños grandes, colores muy especiales, la verdad, prefiero agotarlas que verlas quedarse en mis cajones durante años. A menos que quede suficiente cantidad para hacer otro quilt, uso los trocitos en la trasera, como recuerdo del otro lado. En este quilt Canción de otoño, la tira central de batiks, colocada un poco descentrada, recuerda la “cara buena” y permite a la vez ensanchar la tela de batik de la trasera.

Patchwork de batik, trasera del quilt.
Trasera del quilt "Chanson d'automne", creación Patchwork Fibra Creativa 2011.

En este quilt “Sieste de plage“, añadí a la tela roja lisa de la trasera algunos retales estampados del top, que le aportan interés y rompen la monotonía de un color único.  Aquí se ve claramente que el acolchado a máquina resalta mucho más sobre las telas lisas que las estampadas.

Una trasera de quilt moderna y original
Incluir retales del top en la trasera del quilt. "Sieste de plage", Fibra Creativa

A veces también escojo telas distintas de las del top, que lo recuerdan, y hago algo de diseño sencillo, como en la trasera personalizada de Sea Otters. Mi hija quería su inicial, no cabía en el diseño del top, así que la puse en grande detrás.

Bueno, espero haber aportado ideas e inspiración para la trasera del SAL. No os enseño la que hice porque es tan aburrida que ni siquiera le saqué foto, es la misma tela estampada marrón con pequeñas hojas blancas que el bies. Como mi quilt es pequeño, salió de una sola pieza.

Os animo a buscar inspiración. A ver si os pasa lo mismo que a mí con mi quilt “Osos cariñosos“, mi mejor trasera, creo: algunas personas me han dicho que les gusta más que el top! Hum, hum… el top me costó un trabajo tremendo, este quilt por fin lo he acabado (después de 3 años!) para exponer en Cambrils 2011… y mis amigos prefieren la trasera!