Con el frío que hace estos días, vienen muy bien estos saquitos de aromaterapia, que además de ser perfumados, ayudan a mantenernos bien calentitos.

Son realmente súper fáciles, rápidos y económicos de coser con retales de telas, incluso con telas recicladas, son muy útiles en casa y son regalos cariñosos y económicos. 

A continuación, te explico cómo hacer tus saquitos de aromaterapia pero antes, quizá te preguntas que vas a hacer con esto si nunca tienes torticolis (¡qué suerte!).

Porqué coser tus saquitos de aromaterapia?

Los saquitos de aromaterapia son sencillamente pequeños sacos de tela, de formas variadas, rellenos de algún material que se calienta facilmente en el microondas y aguanta bien el calor. Suelen incluir algún ingrediente perfumado, cuyo aroma se nota más al calentar el saquito.

Aplicar un saquito caliente va de maravilla cuando nos duele en alguna parte del cuerpo dónde tenemos demasiada tensión, contra dolores menstruales, etc . Se supone que el aroma ayuda también, yo creo que sobre todo es el calor…

Incluso si no nos duele nada, cuando hace frío un saquito calentito es un verdadero amigo. En invierno siempre pongo uno en la cama antes de ir a dormir, ¡es genial! Ayuda a dormirse rápido en lugar de maldecir los pies congelados..

Se pueden comprar saquitos de aromaterapia en tiendas, pero son tán fáciles de hacer que vale la pena coser: así puedes escoger tus telas y lo que pones dentro, y además, los puedes hacer desenfundables, mientras los del comercio raras veces lo son.

Si buscas una idea de regalo ecómico y rápido para el amigo invisible, San Valentín, y muchas otras ocasiones, ¡aquí tienes!

Cómo hacer saquitos de aromaterapia

Los saquitos se pueden coser de vaias formas y medidas, según el uso. Para la espalda o como calienta-cama, un rectángulo de unos 15 x 35 cm está bien, como los ejemplos en las fotos. Para aplicar en el cuello, mejor una forma estrecha y alargada;  Contra la sinusitis, saquitos “mini” de unos 6×12 cm van perfecto.

Para hacer un saquito necesitas:

  • algunos retales de tela. La cantidad depende de las medidas y de la forma, y si va a ser desenfundable.
  • algo para el relleno
  • tijeras, hilo y aguja (o máquina de coser)

Primero, la funda

Es importante escoger telas de fibras naturales (algodón, lino…), porque las fibras sintéticas no se llevan bien con los microondas. Mejor que sean algo resistentes, no muy finas,  preferablemente tejidas y no de punto (porque el punto, como las camisetas, se extiende demasiado). Ejemplos de telas:

  • Si te quedan retales de telas para patchwork (todas las quilters tienen), perfecto.
  • También puedes reciclar tejanos, o tela de pantalones de algodón
  • Toallas de rizo
  • Franela

Hacer la funda interior es súper fácil:

  1. Cortar un cuadrado de tela de unos 40×40 cm (o 2 rectángulos de 20×40).

    Saquito de tela de aromaterapia
    El saquito interior, de franela
  2. Doblar la tela en medio, con el lado bueno (si es un estampado) dentro.
  3. coser el lado largo (o los dos si usamos 2 rectángulos) y un lado corto, dejando el otro abierto.
  4. Dar la vuelta al saco para que los márgenes de costura queden dentro.
  5. Doblar la tela del borde que queda abierto hacia dentro, prensar con la plancha o los dedos — esto ayuda a cerrar la costura en la etapa siguiente.
  6. Rellenar el saquito (ver abajo)
  7. Coser el borde abierto a mano o máquina.

Para hacer un saquito no desenfundable, sigue los pasos arriba, pero escoge una tela algo más bonita que esta rosa (tela reciclada de una sábana de franela vieja, el color me daba igual porque luego queda cubierto por la funda exterior.)

Prefiero las fundas desenfundables, para poder lavarlas de vez en cuando, y ya que estamos, fundas bonitas. Volveremos a ideas de fundas, ahora hablamos del relleno.

saquito de aromaterapia DIY
Saquitos de aromaterapia rellenos de arroz

Segundo, el relleno

Básicamente, se sule usar algún tipo de relleno de origen vegetal:

  • Lo más sencillo: arroz o arroz integral (unos 750 g o 3/4 de kilo para un saquito de estas medidas)
  • Más original y duradero: huesos de cerezas. Interesante aunque hay que esperar al mes de mayo para comer muchas cerezas (ningún problema!)…
  • Refinado: semilla de lino

La parte aromaterapia:

  • Lavanda seca, huele super bien cuando se calienta.
  • Plantas aromáticas varias: romero, tomillo, marialuisa…
  • Otros aromas: probé con vainilla, huele muy bien. Pensé en granos de café, para los cafeteros… Si alguien se anima a probar, ¡avisar del resultado!

A este punto, tu saquito de aromaterpia está listo para usar. Caliéntalo en el microondas, un par de minutos si lleva al menos medio kilo de arroz, menos si es más pequeño. Las primeras veces, haz pruebas, ajusta el tiempo y la potencia según el peso del saquito y la potencia del microondas.

Unos 2mn en el microonas son suficientes. Si huele a arroz tostado ¡para en seguida!

Saquitos desenfundables

Para hacer una funda desenfundable, como el saquito se calienta en el microondas, no puede llevar ningún cierre metálico (saldrían chispas en el microondas) y mejor evitar plásticos. En la duda, prefiero evitar velcro y botones, lo más sencillo es una clásica forma de funda de almohada, con solapa.

Incluso podemos hacer más de una funda para el mismo saquito, o una funda nueva para un saquito viejo. Hice estos saquitos para el centro de belleza Body Center de Altafulla, para que las clientes estén bien calentitas y cómodas mientras se les cuida. Margaret me pidió varias fundas para poder cambiar y lavar con frecuencia.

saquitos aromaterapia
saquito desenfundable, con funda extra.

saquitos de aromaterapia con telas estampadas orgánicasLas telas son de algodón orgánico, colección Across the Pond de Cloud9 Fabrics.

Fundas de patchwork para toda la familia

Como quilter, nos podemos divertir cosiendo bonitas fundas de patchwork para toda la familia.

Además, si usamos restos de telas que sirviero para hacer un quilt, el saquito queda a juego con la colcha, ¡es fácil identificar a quién pertenece!

Este modelo no desenfundable está hecho con telas de la colcha de patchwork Marina. Es sencillamente un rectángulo de tela de batik, sobre la cual cosí unas tiras de telas estampadas. El relleno lleva aroma de vanilla.

Saco de aromaterapia de patchwork
Saco de aromaterapia, versión patch azul.

Abajo, el primer saquito que hice, diseño de patchwork masculino a gusto del hombre de la familia (es decir, nada de florecitas ni colores pasteles) La base es una tela de lino natural, con tiras de batiks aplicadas.

Saco de aromaterapia en patch, versión marrón

Tán fácil y divertido es coser un saquitos de aromaterapia que al final, hice al menos unos para cada miembro de la familia, a excepción de mi perro (el muy peludo no lo necesita).

Si tienes fresquito estos días, o buscas una idea de regalo en patchwork, ánimate a coser  un saquito de aromaterapia. Si te quedan telas de otros proyectos y tienes arroz en la cocina, en nada de tiempo lo tendrás listo.

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

0 thoughts on “Cómo hacer saquitos de aromaterapia contra el frío”

  1. jajajajaj……………….. cuando tenga un minuto teenvio la foto de mi saquito. Lo compre en natura, es muy comodo pero la funda era muy fragil, le hice una…………….horrible.
    No tenia ni idea de que los podia hacer yo, lo del arroz lo probare, y esta primavera a comer cerezas sin parar.
    Me gusta mucho muchisimo el de ti hija Marina.
    Besotes
    Mari