bufanda de patchwork colores de otoño

¿Sabías que puedes hacer una bufanda de patchwork muy bonita y útil? Cuando viene el frío, agradecemos las bufandas. Para las aficionadas al punto o al ganchillo, hacer una bufanda es lo más habitual. Desde el primer proyecto sencillo a bufandas muy sofisticadas, ¿quién no ha hecho unas cuántas bufandas de lana?

En cambio, para las quilters, hacer una bufanda de patchwork no es habitual, quizá porque trabajamos con algodón. Sin embargo, como proyecto de patchwork, tiene muchos puntos atractivos:

  • una bufanda es un proyecto rápido de coser — mucho más rápido que un quilt!
  • es ideal para usar retales pequeños de tela de otros proyectos más grandes
  • puedes aprovechas incluso telas recicladas
  • una bufanda de patchwork es un excelente regalo hecho a mano, útil y bonito.

Además, puedes hacer tu bufanda de patchwork bien calentita, para los días de frío del invierno.

En definitiva, una bufanda es un regalo en patchwork perfecto para Navidad.

como hacer una bufanda de patchwork colores de otoñoEn este artículo, te propongo un modelo de bufanda de patchwork en colores otoñales.

Qué necesitas para hacer una bufanda de patchwork

El material depende del modelo. Para esta bufanda, la cara exterior es de telas de  algodón para patchwork, la cara interior es una tela reciclada de ikat

En general, necesitas:

  • Retales de telas de patchwork variadas para la cara delantera, con colres que combinen bien.
  • Una tela para la trasera, de unas medidas aproximadas de  30 x 140 cm (o más). Si quieres que tu bufanda sea suave y calentita, funcionan bien las telas suaves como seda o foro polar.
  • Hilos para coser
  • Hilos y botones decorativos (opcional, según diseño).
  • No necesitas guata.

Para la trasera, puedes reciclar una bufanda lisa ordinaria de lana o de polar, que aportará calor y suavidad a tu bufanda de patchwork.

bufanda de patchwork e ikat hecha a mano

Cómo coser tu bufanda de patchwork

La bufanda se hace en 3 etapas:

  1. Prepara la cara delantera (visible) haciendo un patchwork con retales de tela.
  2. Prepara la tela trasera.
  3. Junta las caras delantera y trasera y acaba la bufanda.

Prepara el patchwork de la cara delantera de la bufanda

Usa cualquier bloque de patchwork que te guste. En el caso de mi bufanda, la cara delantera está hecha de pedazos de telas de patchwork de algodón en colores otoñales, que sobraron de mi quilt “Osos mimosos” (había cortado demasiados). Seleccioné los colores marrón para la bufanda, eliminando los colores azul y naranja, y recorté algunas piezas.

Se trata de una composición de patchwork de cuadrados y rectángulos, con lados de 1″, 2″ o 3″, es decir cuadrados de 1″x1″, 2″x2″ y 3″x3″ y rectángulos de 1″x2″ y 2″x3″. (Medidas acabadas, sin los márgenes de costura. Hay que cortar media pulgada más en cada sentido: 1,5″, 2,5″o 3,5″ para que los pedazos encajen). La gracia de estas medidas, es que se puede componer una tira de 6″ (15 cm) de ancho, con variaciones que siempre cuadran, y se puede hacer la bufanda tan larga como queremos, en incrementos de 3″ (7,5 cm).

Para una bufanda, necesitas al mínimo un rectángulo de unos 20 x 120 cm. Una bufanda grande puede medir 50 x 200 cm.

Una vez tengas un rectángulo alargado de la medida deseada, recorta los bordes para que estén bien rectos.

Prepara la trasera y acaba la bufanda

Para la trasera, necesitas una pieza de tejido la misma medidas que el patchwork. Usa seda natural si la quieres suave y lisa, foro polar o tejido de lana si quieres una bufanda más calentita.

Yo usé una pieza de ikat, recortada en una camiseta comprada en Indonesia hace años – es decir, doblemente reciclada. Antes de convertirse en camiseta para turista, esta tela de algodón, teñida en hilo y tejida a mano, había sido un atuendo tradicional, que tanto hombres como mujeres llevan atada a la cintura como una falda en aquel país. Se nota la calidad del trabajo hecho a mano, después de tantos usos y años, sigue siendo bonita y muy agradable de llevar.

  1. Pon las 2 piezas, delantera y trasera juntas, con las caras buenas dentro.
  2. Sujeta con alfileres y cose toda la circunferencia a 1cm del borde dejando una pequeña apertura.
  3. Gira las piezas cara buena hacia fuera.
  4. Cierra la apertura a mano a punto invisible.
  5. Plancha bien.
  6. Haz un pespunte a 1 cm del borde para sujetar bien las 2 caras. Puedes también acolchar, hacer puntadas decorativas a mano o máquina, etc.

Ya tienes tu bufanda e patcwhork. Una buena manera de llevar encima una variación de tu quilt favorito!

Si te apetece una pieza más pequeña, porqué no hacer un cuello de patchwork?

bufanda y cuello de patchwork
Bufanda y cuellos de patchwork, creación FibraCreativa 2011.

0 thoughts on “Cómo hacer una bufanda de patchwork bonita y útil”

  1. Una forma muy creativa de conseguir esta prenda. Es un accesorio muy utilizado y un regalo casero perfecto. Además, asegura originalidad y marcará tendencia segur, es un estilo divertido pero sin excesos. Muchas gracias por la información y las imágenes. Un saludo