quilt de patchwork 9-patch contemporáneo top en curso
Organización contemporánea de los bloques

En esta tercera etapa del SAL de patchwork “9-patch contemporáneo“, ya tenemos los bloques 9-patch acabados (en principio, al menos). Ahora viene el montaje del top. Os propongo 2 variaciones:

  • una versió tradicional, porque es bueno conocer los clásicos,  con una colocación regular de los bloques y bordes.
  • una versión más contemporánea, porque actualizar los clásicos da mucho juego.

La elección de una u otra depende de las telas que se eligieron al inicio para hacer el quilt y del estilo que se quiere conseguir.

Top versión tradicional

Distribución y montaje de los bloques

Para esta versión, se necesitan el mismo número de bloques sencillos que de bloques 9-patch. Calcular el númeo total de bloques en función del tamaño deseado del quilt, por ejemplo:

  • Quilt de 9 x 10 bloques (10 filas de 9 bloques) = 90 bloques -> se necesitan 45 bloques 9-patch y 45 bloques sencillos.
  • Quilt de 8 x 9 bloques (9 filas de 8 bloques) = 72 bloques -> se necesitan 36 bloques 9-patch y 36 bloques sencillos. (modelo abajo)

Los bloques 9-patch que hemos preparado miden 15 x 15 cm.

Cortar los bloques sencillos de medidas 15 x 15 cm o 6 1/2 x 6 1/2 ” en el estampado discreto.

En el muro de trabajo (o pared de diseño), distribuir los bloques, alternando bloques 9-patch y bloques sencillos, prestado atención a bien repartir los colores y diseños, evitando repeticiones demasiado próximas. Astucia: colocar primero todos los bloques sencillos, y hacer pilas de los bloques 9-patch similares; repartir los bloques 9-patch escogiendo uno de cada pila en cada fila. En el quilt abajo, separé los bloques 9-patch por color de la tela del centro. Había 2 veces más bloques de centro de fondo blanco que azul o rosa. Entonces, en cada fila, coloqué 2 bloques de centro blanco, 1 de centro rosa y uno de centro azul, intentando variar al máximo los marcos de los bloques.

Es inevitable que haya cierta repetición, no pasa nada mientras no aparecen “manchas” de un color u otro. Para comprobar, hay que mirar el quilt de lejos. Si no tienes espacio suficiente para alejarte, un truco es sacar una foto digital y mirar el quilt en la pantalla, o usar binoculares que coges al revés( reducen la imagen).

Top del quilt 9-patch tradicional en curso
Top del quilt versión tradicional, 8 x 9 bloques

Una vez satisfechos con la distribución, coser los bloques:

  • Primero montar los bloques de 2 en 2 horizontalmente, luego juntarlos en tiras horizontales. Planchar bien las costuras, hacia los bloques 9-patch (al menos de usar una tela oscura para los bloques sencillos).
  • Luego montar las tiras. Cuidado a que correspondan bien las costuras anteriores de los bloques, para que los cruces queden bien alineados. Picar alfileres en las costuras de los bloques en los puntos de cruce ayuda a conseguir que las puntas de los bloques se encuentren en un único punto. Planchar bien las costuras.

Antes de pasar a los bordes, planchar bien el top, y si los laterales no han quedado bien rectos, recordar un pelín donde haga falta para facilitar las colocación de los bordes. (Sólo un pelín, ¡no se trata que los bloques de los laterales queden más pequeños que los demás!)

 Los bordes

Se puede hacer un borde sencillo, o un doble borde, según el tamaño final del quilt deseado.

En esta versión , he escogido un único borde, cortado en un estampado azul de flores pequeñas, en tiras de 15 cm ( o 6 1/2″) y un montaje sencillo.

El largo de las tiras de los bordes depende del tamaño del quilt, obviamente. Cuidado que los bordes de arriba y abajo, deben incluir el ancho de los bordes laterales! Por ejemplo, en mi quilt, los bloques montados miden 124 cm x 138 cm. Corté 2 tiras de 140cm para los bordes laterales, y 2 tiras de 156 cm (124 + 15 + 15 + un poco de margen) para los bordes de arriba y abajo. Si no llega la tela, juntar tiras.

  • Coser los 2 cordes laterales primero. Planchar las costuras hacia el borde. Recortar las extremidades.
  • Coser los bordes de arriba y abajo. Planchar las costuras. Recortar las extremidades.

En un quilt tradicional de este tipo, quedan muy bien los bordes montados con esquinas juntadas diagonalmente (a 45 grados), pero es un poco más complicado y se requiere más tela, no tenía suficiente.

Top acabado!

Me ha costado sacar la foto, debido al viento y a la ayuda de mi perro!

top del quilt de patchwork 9-patch
Top acabado!

Top versión contemporánea

Para actualizar este quilt clásico, vamos a jugar con varios parámetros:

  • Usar una tela lisa para los bloques sencillos (blanco, negro, gris u otro color que combine bien con los bloques 9-patch). Los colores lisos quedan más modernos.
  • Sustituir algunos bloques 9-patch por bloques sencillos, como se ve en la primera foto. Nota: esto tiene un impacto en el número respectivo de bloques; además, la tela lisa se puede cortar en algunos casos en secciones rectangulares. Por tanto, hay que definir el diseño antes de cortar toda la tela lisa.
  • Actualizar los bordes: eliminarlos completamente o sólo colocarlos arriba y abajo, por ejemplo.
  • Hacer algo divertido con el bies, quizá.

La próxima vez, os enseño el resultado de mis experimentos. Por cierto, me encantaría ver vuestras creaciones en progreso, sean de estilo tradicional o contemporáneo, que podéis compatir por la página Facebook de Fibra Creativa. Gracias!

Ver la primera etapa del SAL

Ver la segunda etapa del SAL