Otra sesión de trabajo intensivo ayer en el Club de Patch de la Mora; con el top del quilt acabado, tocaba preparar la trasera y hacer el sándwich. Curiosamente, aunque sea una tarea habitual (y no la parte más interesante, en mi opinión), siempre sale alguna sorpresa.

Por cierto, aunque hablo aquí del progreso del proyecto que realizamos con el Club de Patch, en paralelo esto es un SAL de patchwork online, del cual también hay una versión contemporánea, que acabaré, prometo. Pero como tenemos una fecha límite muy apretada para acabar el quilt solidario, la versión tradicional, ésta va más avanzada.

Por tanto, todas las quilters que quieran seguir desde su casa están muy bienvenidas, en cualquier momento. Nos haría a todas mucha ilusión ver los proyectos de cada una/o (en curso y/o acabados), si quereís compratir vuestras fotos lo podéis hacer en el Facebook de Fibra Creativa o en el grupo FlickR público que he creado a este efecto.

La trasera

Personalmente, creo que la trasera del quilt se merece más atención de la que suele recibir, porque en muchos casos queda visible, y tiene su importancia en la manera que se puede apreciar el acolchado. Un excelente ejemplo de cómo puede resaltar el acolchado en la trasera es el quilt “Vida Salvaje” de Juana Castañeda, visible en su blog.

En quilts que se usan como mantas, el acolchado no llega a este grado de sofisticación, ni mucho menos, pero podemos sin embargo hacer una trasera interesante. (Ver la entrada “una trasera creativa”).

Suelo intentar hacer una composición sencilla con las telas que sobran del top, pero en este caso, por mucho que calculara, no había suficiente tela, así que al final, decidimos usar 3 telas: 2 estampados florales que también aparace en el top, y otro estampado floral más discreto en blanco y azul, cortesía de Lola.

Tamaño de la trasera

En un sentido la trasera sólo superaba el largo del top de un par de cm (por falta de tela), lo que es muy poco para un quilt de este tamaño, así que nos costó bastante a la hora de hacer el sándwich. Recordar que como más grande el quilt, más margen hay que prever (es decir, cortar la trasera y la guata más grande) para ajustar el sándwich más facilmente. Algunas quilters dejan 10-20 cm en todos los lados, a mi me sale mal gastar tanta tela (¿qué haces con estas tiras?), pero la verdad, unos 4-5 cm se necesitan para no enredarse demasiado.

Sentido de las telas

Me llevé una mala sorpresa al montar las piezas: una de las telas iba en sentido de la trama, la otra del hilo, por tanto una tenía bastante elasticidad y la otra una elasticidad prácticamente nula, además de ser una tela más fina que otra. Al ser la costura muy larga, el cruce no quedó perfectamente alineado, por mucho que fuera marcado con un alfiler precisamente colocado. La solución, supongo, sería hacer la costura en 2 partes, empezando la costura por el cruce en un sentido, luego en el otro.

La guata

¿Encojer la guata, o no?

La guata sintética no encoja. La guata de algodón, o mezcla con un gran parte de algodón, encoje en el primer lavado (unos 2 a 5% según la composición y proceso de fabricación), lo que representa varios centímetros en un quilt mediano. Si las telas han sido previamente lavadas (recomendable), en principio ya han encogido lo que debían.  Así que si se hace el sándwich con telas lavadas y guata sin encoger, el día que se lave el quilt, quedará arrugadito. Ahora, esto da un estilo “country“, que gusta a muchos quilters y en este caso, decidimos que quedaría bien con el estilo del quilt.

Si preferimos que el quilt quede bien plano a lo largo de su vida útil, estilo más contemporáneo, es mejor hacer encoger la guata antes de hacer el sándwich.  Se puede sumergir la guata en agua fría, pero hay que ir al tanto al secarla que no se destroce (seguir las instrucciones del fabricante). Suelo usar un invento personal, más rápido:

  • Con una botella de spray de agua para planchar, humedecer bien la guata en ambos lados.
  • Ponerla en la secadora hasta que esté seca. Sale encogida y al mismo tiempo sin arrugas, no hace falta planchar.

Cuidado: sólo probar esto con guata de fibra natural. Una vez puse en la secadora una guata que llevaba mucho sintética para sacarle las arrugas, y que quedó tan mal que la que regalé a una quilter que hacía camas para perros para una protectora de animales.

Guata demasiado pequeña, ¿qué hacer?

Bueno, si realmente no hay suficiente guata, el único remedio es comprar más. Pero si es un problema de forma de las piezas, cómo nos pasó (la guata era en forma de rectángulo alargado, el quilt más cuadrado), se pueden juntar piezas para llegar al tamaño y forma deseados.

Hay maneras de juntar guata, a mano o a máquina, con un zigzag ancho y largo. En ambos casos, cortar los 2 bordes bien rectos con el cúter, y ponerles borde contra borde, sin solapar. Se recomienda acolchar más los sitios dónde se juntan las piezas de guata, para más estabilidad. Lola dedicó un buen rato a juntar guata a mano.

Hacer el sandwitch

Antes de hacer el sándwich, eliminamos los hilos sueltos en el revés del top (se ven a través de la tela clara), un aplauso a Loli y Fina porque había muchos, quizá será por pasear tanto los bloques! Y por supuesto planchamos una última vez top y trasera.

La dificultad principal del sándwich es conseguir superponer las 3 capas (top-guata-trasera) de manera a qué queden bien alineadas y sin arrugas. Ayuda mucho ser varias personas, lo ideal 4 personas, permite coger cada capa por las 4 esquinas y colocarla en su sitio. ¡Nunca más intentaré hacerlo yo sola!

Nos dificultó la tarea, sin embargo, trabajar sobre unas mesas más pequeñas que el quilt. Lo ideal es el suelo, pero no estaba muy limpio. Evitar las camas, la superficie no es suficientemente dura.

En cuanto a método de sujeción, éstos son los que conozco:

  • hilvanar, el más tradicional
  • alfileres o imperdibles: hay que usar un montón (cada 20cm, en todos los sentidos), y sujetar bien la trasera al suelo primero, con cinta adhesiva.
  • “Pistola” – sólo probé una vez en el curso de Brigit Aubeso en Cambrils, una quilter nos dejó el suyo, me pareció muy interesante.
  • spray. Se ha puesto muy de moda, pero no gusta a todo el mundo, porque es casi imposible sacar las arrugas si ha quedado alguna. Además, el olor es horrible, en el curso de Ferret en Sitges, casi me coge un ataque de asma.
  • termo adhesivo de doble cara, tipo Misty Fuse, en tiras finas.

Próximamente publicaré tutoriales para el spray y el termo adhesivo. Ayer usamos spray (ligeramente) y algunos imperdibles, ya que el quilt se tenía que transportar antes de acolchar.

¡A punto para acolchar!

Estimadas lectoras, ¡ayudar por favor!

Lamentablemente, me faltan ideas en cuanto al acolchado de este quilt, el primero que hago tan tradicional. Quisiera evitar el aburrido quilt-in-the ditch y la clásica cuadrícula en diagonal. La intención es acolchar a mano, para poder trabajar simultáneamente varias personas y porque encaja con el estilo. Tiene que ser algo relativamente sencillo, porque vamos cortas de tiempo y de experiencia en acolchado a mano.

¡Todas ideas y sugerencias muy bienvenidas! ¡Muchas gracias!

0 thoughts on “SAL de patchwork 9-patch: trasera y sandwitch [5]”

  1. Interesante artículo y muy completo!! para el acolchado en los cuadrados de tela clara con florecillas, de forma aeatoria podrías hacer diferentes formas, flores, macetas, hojas, es bastante tradicional y rompería un poco con las formas rectas. Saludos!

  2. quedó bonito!!
    El acolchado pueden ser espirales cuadradas. Una en el cuadrado grande del 9patch y otra espiral grande en el cuadrado.
    saludos