El viernes pasado, 15 de febrero, acababa el plazo de entrega de los quilts entrados en el concurso de la AEP del Festival de Sitges 2013. Imagino en los últimos días un despliegue de actividad frenética en casas y talleres de muchas quilters…

quilt detalle fuego y tierra
Stromboli, fuego y aire – detalle

Al menos, ocurrió en my taller; coser, descoser, panchar, volver a planchar, acolchar, deshacer, alcolchar de nuevo, coser manga, imprimir etiqueta, sacar fotos, empaquetar… Muchas personas hacen patchwork para relajarse, pero en estos casos, lo encuentro todo menos relajante, la verdad. Con tanto estrés, me di cuenta justo después del paso del mensajero de MRW que me había olvidado de comprobar que todos los hilos estuvieron bien regogidos. Suelo cuidarme de los hilos sueltos a medida que voy acolchando, para evitar que se cojan en las puntadas, pero no está de menos comprobar al final, con tantos hilos la probabilidad es alta de olvidar alguno… en fin…

¿Os ocurre alguna vez no saber dónde parar en un proyecto? A mi con este tipo de proyectos, me cuesta mucho ver el fín. Siempre se puede acolchar un poco más, añadir algún detallito… Lo bueno de los concursos, es que obligan a acabar, sino todos los esfuerzos se quedan fútiles. Para mí, es un alivio sacarme el quilt de encima, dejar de mirarlo y preguntarme si algo más se podría añadir o mejorar. Al final, el tiempo se me hace muy corto (me falta tiempo para acabar como quisiera idealmente) y a la vez eterno (acabo harta del proyecto). Un sentimiento curioso.

Este quilt empezó en mi cabeza el 17 de marzo de 2012, cuando Rosario Casanovas, entonces Presidente de la AEP, anunció durante la entrega de premios del último Festival de Sitges el tema del concurso 2013. Los 5 elementos iniciales se convirtieron en 4 durante el curso del verano. Me cambió un poco el enfoque, aunque no en exceso, aún estaba en la fase preliminar de buscar ideas y tratar de plasmarlas en un diseño efectivo.

Curiosamente, el quilt que acabo de entregar no se parece en nada al que envisionaba al inicio. Mis primeras ideas exploraban en la potencia a la vez creadora y devastadora de los elementos. El fuego que nos calienta en el hogar también destroza bosques — un tema muy presente en tierra mediterránea. El agua fuente de vida puede arrastrar todo en su paso cuando se descontrola. Etc.

No sé cómo ocurrió, pero un día cambió el enfoque. Recordé la fascinación que siento por los volcanes en actividad; el fuego sale de la tierra para crear más tierra, a veces donde había agua, mar o lago. Es una experiencia inolvidable subirse a un volcán que gruñe debajo de los pies, que he tenido la suerte de hacer en varios sitios del mundo, la última vez en el Strómboli.

Después de mucho tiempo manipulando fotos de viaje en el ordenador, imprimí digitalmente en gran formato unos montajes fotográficos sobre seda y sobre organza. Superpuse organza, seda, guata y trasera, añadí bordes negros de seda salvaje y a acolchar, a máquina y a mano. Un proceso largo y estresante, entre dudas y ganas de volver a empezar todo de nuevo. Al final salió la primera parte del quilt, fuego y tierra.

Y aún faltaban 2 elementos: aire y agua. Este otro artículo trata del agua.

4 thoughts on “4 elementos: fuego de la tierra”

  1. Bueno al fin veo algo de preparativo para Sitges
    A mi me da mucha ilusión todo esto y es muy bueno compartirlo
    Gracias por ser tan generosa siempre en tus posts

    1. Gracias Alfonsina por tu aprecio.
      Creo que si no se ven muchos preparativos en los blogs sobre Sitges es en parte porque las quilters están apuradas para acabar a tiempo y en parte porque no quieren desvelar ideas con antelación, creo. En algunos concursos (auqnue no en Sitges, que yo sepa), publicar incluso detalles de un quilt antes de la exposición es causa de descalificación, un riesgo que nadie quiere tomar, por supuesto.

Comments are closed.